Publicado el

Caminad lentamente

Caminad lentamente si queréis llegar a buen puerto.

Elegimos el nombre de suavecito.org porque nos recuerda que es mejor hacer las cosas despacio, para poder prestarles cuidado, atención y dedicación, llegando así a buen puerto.

Caminad lentamente si queréis llegar más pronto a un trabajo bien hecho” decía el emperador romano Augusto, quien también aconsejaba a sus ayudantes apresurarse lentamente.

Adolfo y yo vivimos en Madrid, una ciudad que, como todas las capitales del mundo, vivía en las prisas. Cualquier encargo era “para ayer” y disfrutar de la vida era considerado perder el tiempo. 

Ahora hay una pausa. La naturaleza nos ha obligado a parar porque cuando el equilibrio en la salud de un cuerpo se rompe, surgen las enfermedades en alguna área que estaba debilitada. Evidentemente, esto es una opinión personal, no científica, pero basada en la observación.

Me ocurre que soy una persona muy activa y desde hace años he observado que cuando voy con mucha prisa y fuerzo la maquinaria de mi cuerpo, me descuido, no respeto mis descansos y finalmente enfermo. Entonces mi cuerpo me obliga a descansar, repensar y priorizar las cosas verdaderamente importantes de la vida.

Así que no, no creo que se pueda ir tan rápido si queremos un futuro con salud, no sólo humana, sino del ecosistema. 

Porque como nos ha demostrado la naturaleza, somos débiles organismos en este ecosistema. Así  que tendremos que aprender a adaptarnos a los cambios que hemos generado, no sólo en la sociedad, sino en la naturaleza. 

Y repensar.

Publicado el

El cocido madrileño de la señora Concha

Receta del cocido madrileño de la señora Concha:

Ingredientes para 4 personas:

  • 2 vasos de agua llenos de garbanzos de Fuentesaúco.
  • 6 hojas de repollo (de las exteriores).
  • 3 zanahorias pequeñas.
  • 1/2 puerro grande.
  • 1 hueso de ternera.
  • 1 chorizo.
  • 1 morcilla de cocer (no de arroz).
  • 1 trozo de morcillo (o de falda con su ternilla).
  • 1 vaso de agua lleno de fideos (cabellín).
  • aceite de oliva. 
  • sal.

 

hervir

Preparación:

La noche anterior, echamos los garbanzos en un bol grande para ponerlos remojo y que cuando aumenten sigan cabiendo dentro del recipiente. 

Poner a hervir casi un litro de agua y cuando esté muy caliente, se vierte sobre los garbanzos. Los dejamos reposar toda la noche.

A la mañana siguiente se pone hervir una olla grande casi llena de agua.

Preparar los huesos lavándolos, pelar las zanahorias y el puerro. Se le añade el hueso de jamón, el de ternera, las zanahorias (enteras y peladas) y el puerro (entero). Cuando empiece a hervir se le incorporan los garbanzos.

cociendo

Según van cociendo los huesos y demás ingredientes, se irá formando una capilla de grasa e impurezas en la superficie del agua. Hay que ir quitándole la grasa con un colador (espumándolo) durante los primeros 10 o 15 minutos.

Conviene ir preparando el tocino, hay que limpiarle un poco la piel con un cuchillo para confirmar que no tiene pelillos. Lavamos el tocino, la carne, el repollo, el chorizo y la morcilla.

Cuando ya hayan pasado 10 o 15 minutos, ya habrá espumado lo suficiente y le incorporaremos la carne y el tocino.

caldo para sopa

Si nos hemos pasado de cantidad de agua en la olla (que será el caso, porque eso nos viene muy bien) vamos retirando poco a poco el caldo y se reserva para sopa (debe sobrar 1litro y medio aprox. para caldo).

Es muy importante que los garbanzos cuezan despacio (al 4 de 6).

Añadimos un chorrito de aceite y un poco de sal. 

Dejamos cociendo los garbanzos unas tres horas (hay que probar los garbanzos para comprobar que no estén duros).

En una cacerola mas pequeña ponemos a cocer el repollo y la patata cortados en trozos grandes. Usamos una cacerola mas pequeña porque de ahí no vamos a sacar caldo.

Cuando empiece a hervir, se deja al 4 (de 6) a los 15 minutos de estar cociendo se le añade el chorizo y la morcilla.

Antes de que pasen otros 15 minutos estará cocinado el repollo. Añadirle sal y un poco de aceite de oliva.

repollo cocido

Para la sopa:

Hemos ido sacando el caldo de donde cuecen los garbanzos. Habremos conseguido aproximadamente 1litro y medio de caldo, lo pasamos a una cacerola y le añadimos un cacito del caldo del repollo. Cuando empiece a hervir se le añaden los fideos, que deben cocer 6 u 8 minutos (lo que recomiende el fabricante de los fideos).

sopa de cocido

Servir:

Por un lado la sopa, sin chorizo ni nada, que hoy ya tiene saborcito rico.

Por otro lado la fuente de garbanzos, zanahoria, patata y repollo. 

La carne, el chorizo, la morcilla y el tocinito se pueden poner por separado o en la fuente de los garbanzos.

Regar abundantemente de aceitico rico 🙂

Publicado el

Las torrijas de la señora Concha

Receta de las torrijas de la señora Concha:

Ingredientes para 4 personas:

  • Una barra de pan de torrijas
  • Casi un litro de leche entera o semi 
  • 400g de azúcar
  • Medio bote de canela molida
  • Medio litro de aceite de girasol
  • 3 huevos

 

20200403_092715

Preparación:

Cortar el pan de torrijas en rodajas de 2cm de grosor aproximadamente y, a ser posible, en rodajas diagonales para que las torrijas queden más largas y grandes.

Poner a calentar casi un litro de leche y cuando esté caliente, se vierte poco a poco unos 150g de azúcar y se remueve bien. Es importante echar el azúcar con la leche ya caliente para que se disuelva bien y no se quede pegado en el fondo del cazo. Retirar del fuego.

Disponer las rodajas de torrijas en una bandeja grande (como por ejemplo la del horno) y verter la leche sobre el pan poco a poco para que se vayan empapando. En lugar de verter toda la leche, dejar reposar las torrijas unos 10 minutos  y que vayan absorbiendo la leche.

Es muy importante que las torrijas queden blanditas por todos los sitios. Para conseguirlo, lo mejor es darles la vuelta a las torrijas para que se empapen uniformemente y echarles más leche por donde se note que estén aún secas.

Preparar en un plato sopero medio bote de canela y 350g de azúcar, aproximadamente y mezclar ambos condimentos hasta que el color sea homogéneo.

En un bol grande, batir tres huevos.

En la sartén preparar el aceite de girasol: tiene que tener un dedo de altura aproximadamente. Poner a calentar la sartén a fuego fuerte.

Vamos sacando las torrijas de la leche y empapandolas en el huevo.

Con el aceite caliente las freímos y en cuanto comienzan a dorarse las sacamos con la espumadera escurriendo bien para dejarlas en un platito cercano.

20200403_102153

Cuando hemos realizado esta operación con todas las torrijas, pasamos a rebozarlas con canela y azúcar. Éste es el momento preferido de los niños: ¡ojito! que igual queman un poco…

Se rebozan por ambos lados con la mezcla de azúcar y canela que tenemos en nuestro plato sopero y se colocan en la fuente en la que las vayamos a presentar.

Cuando hemos realizado esta operación con todas las torrijas, pasamos a rebozarlas con canela y azúcar. Éste es el momento preferido de los niños: ¡ojito! que igual queman un poco…

Se rebozan por ambos lados con la mezcla de azúcar y canela que tenemos en nuestro plato sopero y se colocan en la fuente en la que las vayamos a presentar.

En cuanto se enfríen un poco se pueden comer, pero el momento cúlmen les llega cuando, pasadas unas horas, comienza a formarse un almíbar con la leche, canela y azúcar en el fondo…

Buen provecho. 

Publicado el

Modo piscina activado

Activando modo piscina

Llega Junio y con él estrenamos, bañador y neceser para la piscina.

Hoy abren muchas piscinas y el tiempo acompaña para darse un chapuzón y luego tomar el sol.

Por eso, hoy os proponemos utilizar nuestras wet bag para traer el bañador mojado dentro de él o para llevar las cremas y líquidos sin peligro de derramarse, gracias a la capa impermeable del forro.

algarve 2020

Estos neceseres se pueden utilizar como un gran neceser o como un pequeño bolso de playa para llevarlo cómodamente por su asa de cuero.

Al estar forrados de una capa impermeable, podemos conservar nuestras pertenencias secas en el interior, o al contrario, guardar dentro de él el bañador majado y conservar aislado de la humedad el resto del bolso.

Elija el suyo y se lo personalizamos con el nombre que desee bordar en él.

Akane-2
Publicado el

Grumpy

Grumpy es gruñón.

Pero es adorable, suave y blandito.

Dice una extraña leyenda que los grumpies son duendes que quitan el mal humor a quien los lleva en los días gris del otoño o los lunes por la mañana camino del trabajo.

Otras leyendas cuentan que no todos los grumpies son gruñones, que los hay tímidos e incluso temerosos. Y que la expresión que muestran es su poder para superar esas emociones en los que están cerca.

No sabemos qué tienen de verdad estas leyendas, pero suavecitos sí que son.

Los grumpes están hechos a mano con sobrantes de prendas de piel
Publicado el

Actualizando modo sofá

Dejamos estas fotos del final del verano para recordar que hay que dejar de retozar por el jardín y comenzar a pensar en pasar las tardes de invierno en el sofá.

Por eso preparamos una serie de cojines suaves de algodón con bordados inspirados en los azulejos portugueses que, al menos a nosotros, nos transportan al feliz verano.

Nota: Ya no estamos fabricando cojines, pero podemos realizar pedidos personalizados.

Si lo desea, puede contactar con nosotros, estaremos encantados de atenderle.

Publicado el

Una dedicatoria bordada

Una dedicatoria bordada.

 

No es fácil encontrar un regalo personal que ayude a recordar un día especial  o un momento compartido de nuestra vida.

Sin embargo, hay marcas como suavecito handmade en las que cuidamos los detalles y bordamos dedicatorias personalizadas a petición del cliente.

Cuando haga el pedido de su mochila, bolso u otro accesorio, pídanos la personalización que desee.

También aceptamos encargos de empresas y eventos.

Publicado el

¿Cómo hacer cajas de cartón de suavecito.org?

¿Cómo hacer las cajas de cartón suavecito.org?

Paso 1

Elige los cartones para tu proyecto y planifica los cinco laterales. La base deberás recortarla al ancho de los laterales. Comprueba que coinciden las medidas de los laterales antes de prepararte a unirlos.

Paso 2

Con una regla y un lápiz dibuja una linea paralela a casi 1cm de los bordes. En el borde superior de lo que será la caja, no hace falta dibujarlo. Sobre las lineas que has dibujado has de marcar cada centímetro para luego perforar en cada marca.

Paso 3

Perforar cada marca con la ayuda de un punzón (o de la aguja lanera y el dedal). Procura apoyarte sobre una superficie lisa y aprovechar los laterales de la mesa o sus juntas para facilitar la perforación y no doblar el cartón.

Paso 4

Con aguja lanera y lana cose las laterales, comenzando por la base y terminando en los extremos.

Paso 5

Ponle un nombre a tu caja y úsala.